El día en que casi nos vamos a la guerra, pero un terremoto lo impidió.


24b23a4a-4c61-46bb-b194-6aa1dfc4fc2f_749_499

Foto Cortesía Hemeroteca Prensa Libre

Corría el año 1975  El Ejército de Guatemala estrena el Fusil de Asalto GALIL calibre 5.56mm de fabricación israelí. Se producen botas, uniformes y equipo militar de combate. 

Al principio se consideró que se trataba de los preparativos para una gran ofensiva contra la subversión guerrillera. Pero luego dio inicio el acopio y concentración de medios terrestres y aéreos en el Petén y marítimos en la costa atlántica. Principió a filtrarse que el gobierno preparaba una acción militar con el fin de recuperar el territorio de Belice. 

Aunque el mando guardaba hermetismo, los indicios eran reveladores (cuenta mi papá que cortaban la luz por la noche, y se oian soldados y camiones marchando hacia Petén). Mientras que en la población principia a manifestarse muestras de nacionalismo.

Días Antes del terremoto del 4 de febrero 1976 El general Eugenio Kjell Laugeraud García, con el pleno de las fuerzas armadas aire, mar y tierra, ejerciendo la presidencia de la república , tenía una misión: Invadir Belice y recuperar aquel territorio robado por los Ingléses. 

Llegan en enero aviones de fabricación israelita y con ellos la certeza de que la acción es inminente. Gran parte de la operación dependería de los Kaibiles, que con operaciones especiales tipo comando, serían los que marcarían el inicio del resto de las operaciones. 

El Ejército británico demostró su capacidad de reacción, cuando los rumores de invasión a Belice se hicieron fuertes; inclusive, Inglaterra envió buques de guerra, para intimidar. 

Las crónicas periodísticas describen el clima de tensión que se vivió en aquellos días, cuando tropas guatemaltecas fueron enviadas a la línea imaginaria de Belice con Guatemala, mientras el Ejército inglés enviaba unos seis mil comandos, así como aviones Harrier, de despegue vertical, helicópteros de combate, dos compañías de tanques tipo “Centurión” y cohetes antiaéreos. 

Uno de esos aviones sobrevoló espacio guatemalteco y acrecentó la posibilidad de un enfrentamiento. El entonces coronel Benedicto Lucas García comandaba las tropas guatemaltecas en Petén. 

Francia aseguró que la guerra no pasaría a suelo guatemalteco pues pondrían baterías antiaéreas al margen con Belice.  Argentina, Brasil, Francia y habla hispana apoyarían a Guatemala, se sumaba Israel…. Estados unidos e Inglaterra actuarían por su parte. 

En esos años, los estrategas internacionales estimaron que Guatemala sólo contaría con 48 horas para invadir, antes de que los ingleses montaran el puente aéreo. 

Se consideró que sólo habían dos posibles formas de ataque: un avance relámpago de una columna blindada hasta Belice city, o una operación aereotransportada que tomaría el aeropuerto de la capital beliceña; luego, se demandaría negociar. Se estaba a pocos días del día “D”. 

Todo estaba milimétricamente calculado, dos francotiradores israelíes, tenían por misión ultrasecreta, eliminar físicamente al entonces primer ministro inglés George Price, las tropas Guatemaltecas apoyadas por la Fuerza Aérea y la Marina, se encargarían de la logística y toma total del territorio, los aviones estaban listos en las pistas de Petén e Izabal con pilotos israelíes listos, esperando la orden. 

Dos días antes de la invasión, en la madrugada del 4 de febrero un terremoto devasta Guatemala durante treinta y tres segundos hiriéndolo sensiblemente. Mueren 25,000 ciudadanos y heridos o imposibilitados 27,000. Se pone de manifiesto la pobreza y miseria política, económica, social y moral. A la vez son sepultados los planes nacionales del gobierno, Dios sabia que iban a haber mas muertos por la guerra que por el terremoto.

El presidente de Guatemala, General Laugerud, lanza una frase que lleva consuelo y esperanza a los guatemaltecos: “Guatemala está herida, pero no de muerte”.

  Cortesía T! Chapines

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s