El día que en San Lucas Tolimán se vivió 2 amaneceres y 2 anocheceres.


9124C8D0-9EC7-4A40-B1EC-C97921C5B4ED_w987_r1_s

Foto Cortesía :   http://www.martinoticias.com

 

El jueves 11 de julio de 1991 fue  un dia único. Ese día a las 2 p. m. casi toda la población del San Lucas Tolimán tuvo la oportunidad de dirigir la mirada al cielo y ver uno de los fenómenos más llamativos en el firmamento, un eclipse total de Sol.

Grandes y chicos quedaron atónitos cuando el día se oscureció por 6 minutos y 53 segunfo cuando apenas eran las 14 horas con 50 minutos . El fenómeno se prolongó varios minutos, durante los cuales se experimentó una leve baja de la temperatura y se activó el alumbrado público de  todo  el municipio  debido a la penumbra.

La sensación era como si fueran las 6 p. m. El evento fue observado por millones de personas alrededor del mundo asi como aca en el municipio tanto al aire libre como por televisión. Aunque casi todo el país amaneció nublado,  al mediodía la situación cambió y el cielo se despejó, por lo que casi en todos los rincones del municipio  se vio el eclipse.

El ancho de la sombra proyectada sobre la tierra fue de casi 250 kilómetros y cubrió el territorio nacional ocurrió entre las 2:01 p. m. y las 3:08 p. m. Será hasta el año 2132 cuando, según los cálculos científicos, se podrá ver algo similar a lo que se vivió aquel 11 de julio, experiencia que quedó grabada en las mentes de muchos, quienes 26 años después lo recuerdan con asombro. En es entonces el presidente de la República de Guatemala era Ingeniero Jorge Serrano Elias y el Alcade municipal era El Profesor Mario Maldonado de León.

Esa vez se puso a la venta una especie de anteojos con filtros, para evitar lesiones en los ojos al observar el paso de la Luna entre el Sol y la Tierra. El eclipse comenzó en el océano Pacífico y Hawái, pasando por México y por América Central hasta cubrir América del Sur. El efecto de penumbra pasó también por Colombia y finalizó en la región amazónica de Perú y Brasil. El evento creó confusión a muchos animales, principalmente en el campo, ya que buscaron su refugio, como si se tratara del comienzo de la noche, los perros no dejaron de aullar y los gallo de cantar.

En varios lugares los campesinos hicieron ruido con tambores, cacerolas y gorgoritos durante el tiempo del eclipse. Algunos piensan que “estos hechos sólo anuncian periodos de muerte y de dolor, mientras que otros consideran que el mundo está por llegar a su final”.

El eclipse fue visto por lo menos tres generaciones de una misma descendencia; lo disfrutaron los abuelos, los hijos y los nietos, muchos de ellos sin la esperanza de verlo nuevamente ya que ocurrira dentro de no menos de 100 años.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s